9 Errores a evitar en las pruebas físicas

1. Aumentar el volumen de entrenamiento

Más no equivale a mejor. El cuerpo no funciona así. 

Al entrenar machacamos el cuerpo y nuestra condición física disminuye cuando la intensidad y el volumen aumentan. Cuando estés a unos 15 días de el examen reduce tu volumen de ejercicios.

 

2. No hacer nada los días de antes

Llegar a las pruebas con falta de tono muscular o sin sensaciones de carrera recientes son motivos que hacen que nuestro rendimiento disminuya. 

 

3. Confiarte

Evita cualquier actividad que suponga un mínimo riesgo.

A pocos días del examen no es el momento de batir tu récord. Lo será el mismo día de la prueba.

 

4. No descansar adecuadamente

Dormir es la mejor manera de recuperarse y pocos son los atletas que consiguen desconectar la noche anterior.

Por lo que, asegúrate de dormir lo suficiente semanas antes, para que esto no suponga una peor puntuación en tu examen. 

 

5. No planificar el día de las pruebas 

Planifica TODO desde que sales de casa hasta que terminas ese día.

 

6. Querer perder más peso

Unos kilitos menos seguro que nos ayudan a aguantar más en la barra y correr más ligeros ¿verdad? 

Correr el riesgo de llegar a nuestras pruebas sin tener los depósitos de energía llenos, es tirar por la borda nuestros esfuerzos.

 

7. Probar cosas nuevas

No hay zapatillas, cremas o técnicas de última hora que hagan milagros. Compite con lo que hayas entrenado el suficiente tiempo, que estés familiarizado con ello y lo conozcas a la perfección. 

 

8. Quemar el circuito

Ponte un límite de repeticiones. No te obsesiones con repetir de forma indefinida el circuito porque un día no te salga bien.

 

9. No seguir tu plan

Tienes todo pensado, has entrenado y estás listo para tus pruebas. Pero llega el día y no desayunas como sueles hacer, te levantas tarde, arriesgas en el circuito… 

El día de la prueba ya vas a estar fuera de tu zona de confort, no presiones más las circunstancias y siéntete comodo con tu plan.