Pruebas físicas para ser Policía Nacional

Las pruebas físicas para Policía Nacional constan de tres ejercicios, siendo el segundo diferente para hombres y mujeres. Las físicas de CNP cuentan con una puntuación que debe ser superada para poder realizar el resto de pruebas.

 

Primer ejercicio (hombres y mujeres)

La primera prueba física para CNP consiste en con la salida de pie, detrás de la línea de partida, realizar el recorrido que figura en el gráfico representativo de las bases. 

Es nulo todo intento en el que el candidato derribe alguno de los banderines o vallas que delimitan el recorrido o se equivoque en el mismo. Se permiten dos intentos sólo a los opositores que hagan nulo el primero.

 

Segundo ejercicio (hombres)

Desde la posición de suspensión pura con palmas al frente, total extensión de brazos, se realizarán flexiones rebasando totalmente la barbilla por encima de la barra y extendiendo en su totalidad los brazos sin que se permita el balanceo del cuerpo o ayudarse con movimientos de piernas. Un intento.

 

Segundo ejercicio (mujeres)

La segunda prueba física de policía nacional para mujeres consiste en quedar, el mayor tiempo posible, en la posición que se describe: desde la posición de suspensión con palmas hacia atrás, brazos flexionados, barbilla por encima de la barra y piernas completamente extendidas y sin tocar el suelo. 

Se da por finalizado el ejercicio en el momento que la barbilla se sitúe por debajo de la barra o se tenga contacto con ella. Un intento.

 

Tercer ejercicio (hombres y mujeres)

Carrera de 1.000 metros sobre superficie lisa, plana y dura. Un intento.

En ASPOL podrás preparar las pruebas físicas para Policía Nacional de manera presencial u online, con clases en directo a través de videoconferencias, entrenamientos personalizados y vídeos explicativos. Llevamos la mejor formación hasta ti, independientemente de donde te encuentres.